lunes, 25 de junio de 2012

Manual de los sueños

Esta mañana, cuando buceaba por las redes sociales, me he encontrado con esta imagen. Me ha parecido graciosa y también útil ya que cada día más, buscamos manuales para todo: para ser buenos papás y mamás, para cocinar, para ser feliz, etc.

Además, aporta claves que, si las sigues, te darán la fuerza necesaria para alcanzar las metas (sueños) que te propongas. Vamos a sacarles el jugo un poco más:
  • Ama todo lo que hagas. Haz las cosas con amor. Sin duda ésto te devolverá el control de tus actos y sobre todo, lo valorarás de una manera diferente.
  • Escucha a tu corazón. Y yo añadiría: y a tu cuerpo. Nuestros sueños, nuestras pasiones las sentimos con el corazón, con las entrañas, y no con la cabeza. Guíate por esas emociones que sin duda guardas dentro de tí.
  • Ignora a los que digan que soñar es de ilusos. ¡Uy! de esta gente aléjate cuanto antes! Solo quienes tienen miedo a rebosar sus limites te dirán que no es posible. No permitas que sus palabras se instalen en ti. Para alcanzar los sueños primero hay que soñarlos. No lo olvides.
  • Confía en tu intuición y en ti. En importante que tus éxitos sean tuyos y que aprendas de tus errores. Así es como trazarás tu propio camino. Confía. Sabes más de lo que crees. Escucha a tu corazón...
  • Equivocarte es necesario para crecer. ¡Sin duda! aprendemos de muchas maneras, pero una fundamental es ésta: ¡aprendemos de los errores cometidos! por eso es bueno equivocarse de vez en cuando. Además, nos devolverá la humildad del aprendiz que sabe que no sabe todo.
  • Sigue tu pasión. Eso es lo que te hará feliz y lo que te hará moverte. No hay nada como hacer aquello que te apasiona y que hace que el tiempo vuele cuando lo estás desarrollando. ¡Vive tu vida a pleno pulmón!
  • Conoce tus habilidades. Esto te permitirá avanzar con paso firme. El autoconocimiento nos sitúa en la realidad, en el punto en el que me encuentro y a partir del cual puedo trazarme nuevos objetivos de aprendizaje. Si no sé nadar, no voy a apuntarme a un campeonato de natación. Primero habré de aprender lo básico e ir perfeccionando. Entrar al agua en malas condiciones puede suponer un peligro. POr el contrario, si sabes nadar y cuál es tu nivel, podrás competir en el campeonato que mejor se adapte a ti y poner a prueba tus límites. Así es como se avanza.
  • Cree en tus sueños y los crearás. Creer. Cuando creo en algo le doy forma en mi cabeza, y mis actos se encaminan hacia eso que creo sin ser consciente muchas veces. El poder de tus creecias es ilimitado. Tanto si tus creencias son positivas como si no lo son. Y ya que nos ponemos a creer, creamos en cosas positivas. ¡Creamos en nosotros/as mismos/as!
  • Contribuye con tus sueños a un mundo mejor. Los seres humanos hemos nacido para hacer el bien y para ser felices. Si te das cuenta, lo que te llena y te hace feliz la mayoría de las veces es contribuir al bien común, hacer felices a los demás con nnuestra existencia. Ve en esta línea y pon tu sueño al servicio del mundo para que sea mejor.
  • Crea tu realidad. Aqui hablamos de acción, de ponernos en movimiento y salir del plano mental y corporal. Haz, genera, materializa tu sueño mediante acciones concretas. Así construirás tu sueño, que será una realidad.
  • Juega sin parar. ¿Recuerdas lo bien que te sentías cuando eras pequeño/a y gran parte de tu día era juego? cuando cualquier actividad era divertida porque tú la hacías divertida? cuando incluso vestirse era un juego? Recupera esa visión de ti mismo/a y retoma esa actitud. Disfruta de cada cosa que hagas, ¡vívela!
  • Arriesga para ganar. Cuando queremos alcanzar sueños, hay mucho que arriesgar: tu tranquilidad inicial, tus límites conocidos, tus creencias, etc... Sólo cuando arriesgas se materializa la posibilidad de ganar.
Ahora la pregunta es ¿cúando vas a comenzar a utilizar este manual de los sueños?


3 comentarios:

Inma dijo...

Hola Laura, me encanta tu ultima invitacion, me apunto!!! Tambien podria llamarse guia de mandamientos para todas las personas / en tiempos dificiles
Un abrazo
Inma

Laura Rosales. Psicóloga y Experta en Terapia Familiar dijo...

Hola Inma!
qué bien! ya somos más quienes nos sumamos a utilizar este manual!
Estoy contido, debería ser nuestra guía diaria de mandamientos.
Tenemos tanto potencial pero tantos miedos...
Un abrazo muy fuerte, Inma!

Laura

Maite dijo...

Hola Laura, me gustan mucho las reflexiones que has hecho sobre este manual... de sueños. Soy una gran "proyectista" de sueños, aunque luego los miedos y algunos que otros aguafiestas, se quedan en eso en sueños. Me asombra de mí misma que a pesar de los "baatacazos" sueñiles, sigo soñando. Seguro que llegará el diá que logre alguno... persevero para existir aunque la cabeza me diga que basta, menos mal que tiene más fuerza mi "corazón".
Besos