miércoles, 4 de abril de 2012

¿Te vuelve loca tu cabeza?

¿Alguna vez te has visto envuelto/a en tus pensamientos en una espiral sin fin? ¿te has sentido cada vez peor según te ibas dejando llevar por tus pensamientos? Seguramente caiste en el efecto bola de nieve!!
Y... ¿qué es ésto, Laura? Pues consiste ni más ni menos que en enlazar un pensamiento algo negativo con otro, y éste último con otro también negativo, y así sucesivamente. Ni qué decir tiene que las emociones que nos suscitan estos pensamientos son desfavorables (miedo, angustia...), y además van en aumento puesto que van sumando sensaciones desagradables. Y claro, entras en una espiral sin fin que te lleva al desaliento, a no ser que....

... te detengas y hagas consciente esta bola de nieve interna que estás autogenerando. Cuanto antes la detectes, más fácil será parar este proceso autodestructivo. Nadie dice que sea una tarea sencilla. Probablemente lo hayas establecido como hábito si sientes que continuamente estás triste, o agobiado/a.
Deberás esforzarte por tomar conciencia de cómo inicias estas secuencias de pensamientos, y de cómo le das licencia a tu mente para generar estos ataques de pensamiento. Después, pon en marcha un diálogo interior en el que te calmes a ti mismo/a, te reconozcas embaucado por esta "técnica" de tu mente y lo cortes sin miramientos.

¿Te animas a ponerlo en práctica? Frena y silencia esa bola de nieve... ¡desde hoy mismo!

5 comentarios:

Elisa Liaño dijo...

Como dices, debemos tomar conciencia de cuáles son nuestros pensamientos iniciales, esos que generan esas sensaciones y nos embaucan, consciente o inconscientemente, en una espiral de la que es difícil de salir... ¡Apartemos el miedo y pongámonos a ello!

Sí, ¡hoy me animo!

Un abrazo muy fuerte,

Elisa

Laura Rosales. Psicóloga y Experta en Terapia Familiar dijo...

Hola Elisa!
qué gustazo leerte por aqui! muchas gracias por pasarte y dejar tu comentario! eres un sol!

Un abrazo muy muy fuerte,

Laura

Maite dijo...

Hola Laura, soy Maite (Alicia).
Me hago tu seguidora.
Que agradable descubrimiento tu blog, mañana mismo empiezo a leermelo entero.

Bola de nieve, dices?
Yo hay veces que me he tenido que pelear contra un ALUD entero...y acabas casi rota de luchar contra los propios pensamientos negativos. Pero a fuerza de pelear con ellos he aprendido a darles la vuelta y ver que es lo que había de positivo en todo ello y os juro que se consigue. Cuando paso una situación negativa (que es la que si te ¨descuidas" te mete en la ëspiral") me siento y escribo todo lo positivo que puedo obtener de esa situación. Y de verdad funciona y además sales fortalecida.

Muchos Besos
Maite

Laura Rosales. Psicóloga y Experta en Terapia Familiar dijo...

Hola Maite!!!!
qué ilusión me ha hecho recibir tu comentario!!! jajaja ALUD!!! y tanto! a veces hay que poner coto a los pensamientos, que pueden ser realmente destructivos...
Me alegro muuuucho de contar entre las filas de Toruga Blanca a una seguidora tan positiva! un océano de tortugas positivas!!!

Un beso muy fuerte!!!

Hasta pronto :o)

Mª Jesús Verdú Sacases dijo...

Esta técnica la he aplicado alguna vez y funciona para tomar consciencia