viernes, 4 de mayo de 2012

Niños y niñas emocionalmente inteligentes

Ayer, mientras que caminaba por la calle, escuché  una conversación preciosa entre una madre y su hijo pequeño a la salida del colegio:

- ¿Te ha gustado el sandwich?
- Si, mamá. Me ha gustado mucho.
- ¡Qué bien, hijo!, ¿prefieres el bocadillo normal, o comer cosas distintas?
- Comer cosas distintas. Eso me gusta mucho.
- Entonces variaremos los almuerzos que te lleves al cole. ¡Genial! Oye, y ¿qué tal te lo has pasado en el recreo?
- ¡Muy bien!, he jugado con todos mis amigos...
- Y... ¿a qué habéis jugado?...


Toda esta conversación, y sobre todo el amor y ternura que se desprendía de las palabras de los dos, tiene un valor importantísimo en la educación y crianza de este niño. ¿Por qué? porque esta madre le ha enseñado varias cosas a su pequeñín:
  • AFECTO. Al demostrar interés por los gustos, juegos, experienciad de su hijo, ese niño se ha sentido valorado, querido, sostenido, y tenido en cuenta. A nivel emocional ésto no tiene precio.
  • PREGUNTAR ADECUADAMENTE. Esta mamá no ha hecho preguntas únicamente de sí o no. Ha dado la posibilidad de elegir entre varias respuestas (opción múltiple), y también ha empleado la pregunta abierta. Sobre todo esta última permite que el pequeño se extienda en su explicación, que rememore las vivencias, que se abra a su madre. Además, esta mamá continuaba preguntando acerca de lo que su hijo le contaba. ¡Fantástico!
  • INTELIGENCIA EMOCIONAL. Otro de los aprendizajes que este pequeño seguramente haga gracias a esta madre, es el de valorar a los otros/as, tenerles en cuenta, interesarse por sus experiencias y gustos... No está nada mal, ¿verdad?
Y tú, ¿haces esto con las personas que quieres?

4 comentarios:

Katy dijo...

Pues ya no tengo edad. Pero mis hijos si les educan así y me encanta escucharles cuando llegan como les reciben los padres y se interesan por sus cosas. Como abuela lógicamente les mimo todo lo que puedo y procuro estimularles para que hablen y compartan sus vivencias con nosotros también :-)
Bss y buen finde

Inma dijo...

Querida compi de viaje, Laura:
Lo has vuelto a hacer...,¡sí tú!..., de nuevo has demostrado con tu reflexión/comentario que el misterio de la vida se encuentra en las cosas más sencillas. Es estupendo. ¡Ah! y a propósito, ¡FELIZ DÍA DE LA MADRE!
Un fuerte abrazo,
Inma.

Laura Rosales. Psicóloga y Experta en Terapia Familiar dijo...

Katy: si tus hijos/as hacen eso con los suyos... es que tú lo hiciste primero con ellos. ¡Enhorabuena, mamá y abuela!

¡Feliz día de la madre!

Inma: muchas gracias por tu felicitación!!! qué ilusión por favor!! la verdad es que tengo la suerte de poder disfrutar de los misterios de la vida, de valorarlos y sentirme afortunada por la vida que tengo.
Te deseo lo mejor, ahora y siempre. Me encanta que tú también sepas y te permitas disfrutar de estos bonitos misterios que nos rodean y que solo son perceptibles con el corazón.

Gracias por visitarme!

Mª Jesús Verdú Sacases dijo...

Creo que el ámbito de la inteligencia emocional engloba el saber escuchar y el tener una mente abierta que nos permita interactuar en todas las circunstancias a fin de conseguir nuestros objetivos con el pleno respeto por los demás. Es una asignatura que procuro trabajar cad día cuyos cimientos son una buena base de autoestima y confianza en uno mismo